Se adquirió un equipo PCR además de respiradores, cámaras de presión, equipamiento y otros insumos de bioseguridad.


Uno de los aportes fundamentales fue la adquisición de un equipo PCR para diagnóstico de COVID-19 que actualmente posee el Hospital Regional en comodato; y sus reactivos necesarios; además de respiradores, cámaras de presión, equipamiento y otros insumos de bioseguridad.

En este punto, el secretario de Salud, Carlos Catalá manifestó que “la determinación  fue no tener que esperar varios días los resultados de las muestras y se puedan detectar o descartar los casos de forma rápida”.

Hospital Regional.

También, el funcionario precisó que el equipo PCR tiene una capacidad para realizar entre 90 y 95 estudios por día; un número que requiere de “recurso humano adicional para que no se sobrecargue a los equipos de trabajo y preparación de bioquímicos y profesionales que manipulan las muestras para cumplir con el objetivo primordial por el cual se compró el equipamiento”, expresó.

Planta de oxígeno del Hospital Regional

Otro de los temas que preocupa por la época invernal es la cantidad de camas de terapia intensiva disponibles en el Hospital Regional. En ese sentido, Catalá precisó que “la mayoría está ocupada por patologías no COVID-19 que son habituales para la fecha y que ocurre todos los años.

Seguidamente, manifestó que “hay un compromiso para avanzar con la distribución de las camas, creo que es importante hacer el trabajo más exhaustivo desde cada una de las instituciones, como liberar espacio con cirugías programadas o hacer tratamientos anticipados para evitar llegar a que la patología no se convierta en urgencia”.




Comentarios