En el marco de la aprobación del gobierno nacional para pasar a la fase 4 de la cuarentena, el municipio busca determinar medidas que permitan flexibilizar el aislamiento.


El intendente Juan Pablo Luque evalúa junto al Comité de Emergencia la manera de ingresar a la fase 4 de la cuarentena, autorizado por el Gobierno Nacional, y teniendo en cuenta la tranquilidad que genera no tener hasta el momento circulación comunitaria de coronavirus.

Juan Pablo Luque

Sin embargo, el mandatario y sus asesores coinciden en no relajarse o tomar decisiones extremas que puedan provocar un efecto contrario. “Por suerte y también por el buen trabajo preventivo que se ha hecho hoy no hay casos en Comodoro y estamos preparados para la fase 4, como dijo el presidente. Pero eso no implica volver a la normalidad y arriesgarnos a cometer errores que nos pueden costar caro”, expresó el intendente Juan Pablo Luque.

Los menores podrían tener salidas recreativas.

En este sentido, desde el Municipio se evalúa la forma de continuar con la cuarentena, aunque flexibilizando algunas actividades recreativas que puedan servir de esparcimiento, siempre y cuando no exista el contacto con otras personas. “Son pequeños pasos que evaluaremos cómo resultan y cuál es el comportamiento de la gente también para seguir siendo responsables de los cuidados sanitarios”, agregó Luque.

Se podría salir a correr.

Actividades de esparcimiento controladas y en lugares abiertos.  Entre los permisos que evalúa el municipio a partir deesta semana, se encuentran la posibilidad de caminar y trotar por espacios abiertos, como cerros o lugares sin urbanización. Esto descarta la utilización por el momento de caminos costeros o habituales circuitos aeróbicos en donde se puede cruzar mucha gente.

La posibilidad de que los niños puedan salir de sus casas es una de las grandes cuestiones en discusión en el país durante las últimas semanas.

Los pescadores podrían retornar a la costa.

En ese marco, se definió que podrán salir a dar una vuelta con alguno de sus padres (una sola persona) en cercanías de su vivienda. Las plazas y parques continúan fuera de los permisos.

También se analiza habilitar actividades de pesca, atendiendo no solo a una cuestión de esparcimiento, sino a una necesidad alimenticia por parte de muchas personas que realizan esta actividad para alimentar a su grupo familiar o participar en la economía social.




Comentarios