En un fallo histórico para la provincia, la justicia catamarqueña condenó a 12 años de prisión al exsacerdote Juan de Dios Gutiérrez por el delito de “abuso sexual con acceso carnal, agravado por la condición de ser representante de un culto religioso” a una adolescente en el año 2016.

Luego de seis días de debate realizados de manera virtual, el histórico veredicto fue dado a conocer este mediodía por el tribunal de la Cámara Penal de Tercera Nominación de Catamarca, integrado por los jueces Patricia Raquel Olmi César Marcelo Soria y Jorge Rolando Palacio.

Las audiencias comenzaron el viernes 23 de abril, después de tres postergaciones y seis años de espera. La denunciante, oriunda de la ciudad de Belén, en el interior de la provincia de Catamarca, tenía 14 años cuando conoció al cura Gutiérrez en el grupo juvenil de la Parroquia Nuestra Señora de Belén, que él tenía a cargo.

El proceso contra Gutiérrez, que debía iniciarse el 14 de abril, se postergó tres veces, la última porque el abogado defensor, Gustavo Martínez Azar, no se presentó en la primera audiencia. Una vez iniciado el juicio con un nuevo defensor, Orlando del Señor Barrientos al que se sumó Marcos Gandini como codefensor, el lunes pasado el cura aseguró haber estado en contacto estrecho con una persona con coronavirus, y el Tribunal tuvo que activar el protocolo sanitario que rige en estos casos. Luego de que el hospital le diera a Gutiérrez un certificado de aislamiento, los jueces confirmaron la continuación del juicio, que fue seguido de manera virtual por el exsacerdote desde la casa parroquial de la localidad de Santa Rosa, donde se aloja.

A las 13 del viernes, el tribunal dictó la sentencia condenatoria contra Gutiérrez.