En un convenio entre el gobierno provincial y el ENHOSA.


Con una inversión de 64 millones de pesos, se firmaron convenios para el acueducto cisterna de Piedra Blanca, 218 millones de pesos para la planta de efluentes cloacales y un nexo colector en Tinogasta, y por último, 192 millones de pesos para la planta de efluentes cloacales de la ciudad de Santa María.

En ese sentido, se firmó un convenio de inversión entre el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, acompañado por intendentes y el ministro de Agua, Energía y Medio Ambiente, Alberto Kozicki, con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento. De esta forma, el acuerdo alcanza a 470 millones de pesos.

A su vez, informaron que “con este financiamiento se podrán iniciar las obras que tienen un plazo estipulado de 180 días para ser terminadas y puestas en funcionamiento”. Además, se firmarán similares convenios por obras de saneamiento para las intendencias de Paclín, Ancasti y Belén en las próximas semanas, destinando montos similares de financiamiento para la ejecución de los trabajos.

Por su parte, Jalil anticipó que se buscará realizar la gestión de proyectos para que se sumen al menos ocho municipios más al plan de obras de saneamiento general. Por último, remarcó que “en sumatoria, la inversión realizada a través de ENOHSA, para obras hídricas de saneamiento, superaría los 1.400 millones de pesos”.




Comentarios