La inseguridad en Carlos Paz es una problemática que va en aumento, sobre todo en el verano, por la afluencia del “turismo delictivo”, que viene a “hacerse la temporada”, y que  padecen no sólo los visitantes, sino también los residentes.

Esta vez le tocó ser víctima a un vecino de barrio La Cuesta, un trabajador que hace más de diez años deja su auto estacionado en la puerta de su casa, por ser una zona “tranquila”. Pero en la madrugada del jueves pasado, eso cambió por completo.

En las imágenes de la cámara de seguridad de un vecino, se puede ver como dos sujetos comienzan a inspeccionar el vehículo, y uno de ellos se cuelga de la puerta con la intención de abrirla. Pocos segundos después, escuchan ruidos y salen corriendo.

El dueño del auto justo salía de su vivienda para irse a trabajar, cuando se acerca al coche, observa el parante de la puerta del conductor toda deformada y el vidrio roto. “Siento bronca, impotencia, pero a la vez agradezco que justo salí y los delincuentes no se lo llevaron”, expresó a VíaCarlosPaz. Si bien él no alcanzó a ver a nadie, luego pudo sacar algunas conclusiones por el horario que figura en el video, y que coinciden con la hora que normalmente sale de su casa.