Un vecino de la localidad de San Antonio de Arredondo sufrió uno de los peores días de su vida cuando el pasado 19 de junio su casa fue arrasada por las llamas momentos después de que emprendiera una caminata de rutina con sus mascotas.

Se trata de Mauricio Morales, un hombre de 71 años que después del grave e inesperado siniestro también fue víctima de un fuerte impacto emocional al ver el estado en que quedó su hogar con todas sus pertenencias gravemente afectadas por el fuego.

Lo cierto es que con la intervención de la Municipalidad de San Antonio de Arredondo, de a poco esa casa arrasada por el fuego está siendo reconstruida. De acuerdo a lo comunicado por el propio municipio a través de su página oficial en redes sociales, ya se colocaron los puntales y tirantes, y en pocos días también será instalado un techo de chapa, contrapiso, sistema de cañerías para baño y cocina, además de revocar las paredes. “Nos alegra saber que pronto nuestro vecino volverá a ver su hogar levantado”, anunciaron este sábado desde el gobierno local.

Al no contar con familiares cercanos, Mauricio se encuentra viviendo en un alojamiento provisorio gracias a la colaboración de una vecina que rápidamente se contactó para contribuir con el hombre de 71 que años que pronto podrá disfrutar de su reconstruido hogar.

l