El hecho sucedió en el IPEM 332 Ricardo Luti, en Villa Santa Cruz del Lago. “El día miércoles, voy a retirar a mi hija al IPEM 332 en Villa Santa Cruz del Lago. Ella sale mal y me cuenta que un compañero la había manoseado en el recreo, me dijo que le había tocado la cola y otras partes y le pedía que baile para él. Cuando ingresan al curso, él la toma del brazo y le dice: `si decís algo, te mato´. Es un chico que tiene 16 años y que no tendría que estar en esa escuela y menos en un curso donde hay chicos y chicas de 13 años”, contó Rodrigo el papá de la víctima.

Frente al hecho, el padre de la niña decidió increpar directamente al joven de 16 años. Según las autoridades del colegio el hombre sufrió un ataque de furia y por esa razón, los directivos decidieron realizar una denuncia en su contra.

Lo cierto es que el caso de abuso fue confirmado por la escuela y además se supo que esta joven no fue la única que recibió los ataques por parte del compañero. Además se supo que el joven fue escolarizado el año pasado por decisión de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) y frente a este hecho sería trasladado a otra institución.

Por su parte, el papá de la víctima expresó que decidió hacer publico el hecho porque están indignados frente al accionar de las autoridades escolares. “Fuimos a hacer la denuncia correspondiente, y al otro día nos enteramos que la directora me denunció a mí porque entré exaltado a la escuela. No hizo la denuncia por abuso, pero sí me denunció a mí y dijo que mi hija quedaba suspendida. Yo le pregunté por qué había tomado esa determinación cuando mi hija era la víctima y nunca dio la cara. Mi mujer fue a la escuela y la directora llamó a la Policía”.