Que manga de ñoquis, o cualquier excusa para no trabajar, fueron algunos de los comentarios que recibieron en la publicación del anuncio.


La municipalidad de San Antonio de Arredondo había anunciado a finales de septiembre, que permanecería cerrada hasta el lunes 5 de octubre, debido a la confirmación de un caso positivo de Covid-19 en un empleado municipal.

Esta decisión se extendió hasta el 9 de octubre por una sugerencia del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), y ciertos habitantes de la localidad no lo tomaron muy bien.

“Que manga de ñoquis”, o “cualquier excusa para no trabajar”, fueron algunos de los comentarios que recibieron en la publicación del anuncio. La disconformidad social se agrava en un contexto de pandemia, y una cuarentena que se ha extendido a 200 días. En tanto, las autoridades aclararon que se continuarán prestando de manera normal el resto de los servicios públicos.




Comentarios