En virtud del aislamiento preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Salud y Ambiente brinda una serie de recomendaciones para garantizar el acompañamiento y el cuidado de los adultos mayores.

Dado que las personas de mayor edad se encuentran dentro del llamado grupo de riesgo, y que deben mantenerse fuera de circulación en forma preventiva, es muy importante el acompañamiento por parte de familiares y/o personas cercanas.

Los especialistas en tercera edad sostienen que el aislamiento en adultos mayores es muy complicado, por lo que hay que hablar de aislamiento físico y no social. Se debe atender a la distancia física, pero sin dejar de ocuparnos de los adultos mayores.

Utilizar la tecnología para hacer llamados por teléfono, videoconferencias y contacto en redes sociales, en el caso de los mayores que manejan la computadora o la tablet.

También es importante, que se realicen determinadas actividades que marquen los ritmos y ayuden a los ritmos biológicos, como peinarse, vestirse, hacer las cosas de la casa en determinados horarios y tratar de hacer actividad física en el hogar, dentro de sus posibilidades.

Es muy importante estar alertas a cambios en las características de la salud físicas del adulto mayor. El grupos de riesgo está conformado por personas inmunodeprimidas, embarazadas y pacientes con diabetes y/o hipertensión y mayores de 60 años.