En el marco de la segunda ola de contagios de coronavirus y tras el anuncio del presidente Alberto Fernández, este miércoles que dictó el cierre de las escuelas por quince días, el gremio docente Ademys amenaza con una “rebelión” si la Ciudad de Buenos Aires no acata el cese de las actividades educativas presenciales.

// Mirá también: La Ciudad presentará un amparo ante la Corte Suprema para frenar la suspensión de clases

Marcha docente del gremio Ademys. (Archivo)

El secretario del sindicato docente Ademys, Jorge Adaro, puntualizó este jueves que habría “una rebelión docente” si la Ciudad de Buenos Aires no acata el cierre de escuelas por dos semanas que dispuso el presidente Alberto Fernández para frenar los contagios de Covid-19.

“Creemos que si Larreta toma esta decisión, que me parece totalmente desacertada, por lo menos desde el sector docente vamos camino a una rebelión docente contra una eventual medida de estas características”, expresó en diálogo con El Destape Radio.

En este sentido, el dirigente pidió “seguir” con las escuelas cerradas por el aumento de casos de coronavirus: “Si en 15 días los casos siguen con esta magnitud, entendemos que hay que seguir... hasta que se tengan garantizadas para la población determinadas condiciones”, sostuvo.

// Mirá también: Rodríguez Larreta tras el anuncio de Alberto Fernández: “Se rompió una forma de trabajo”

Clases. Alberto defendió el cierre de las escuelas en el AMBA (Pedro Castillo / archivo).

Acceso a las clases virtuales y vacunación

Con respecto a las nuevas modalidades de enseñanza, en el marco de la pandemia, Adaro le solicitó a la Ciudad que provea más computadoras y conectividad para los chicos. Y afirmó que “es necesario pasar a una etapa de virtualidad, acompañada de otras medidas”.

“Exigimos que el Gobierno de la Ciudad provea las computadoras y el acceso a la conectividad para la población, cosa que no ha hecho y venimos advirtiendo desde el año pasado”, afirmó.

De todos modos, el docente también apuntó a reforzar el proceso de vacunación para que este cierre “tenga sentido”. Y amplió: “La vacunación masiva de la población es lo que va a permitir frenar esta ola de contagios. Son medidas que tienen que acompañar la suspensión de actividades para que sea efectiva y tenga sentido”.

Maestros. Los docentes se incorporan de manera gradual como grupos de prioridad para la vacunación anti Covid-19. (Pedro Castillo)

Cabe recordar que tanto Ademys como el gremio de UTE realizaron el miércoles un paro de actividades en la Ciudad en reclamo justamente de la “suspensión temporal de la presencialidad” de las clases.

Mientras que en la Provincia de Buenos Aires, la Unión de Docentes, uno de los gremios que integra el Frente de Unidad Docente, también realizó un paro de 24 horas el miércoles para suspender la presencialidad.