La mañana de este viernes amaneció convulsionada y con varias protestas en distintos puntos de la Ciudad y de la Provincia. En ese sentido, se dio un corte parcial de la avenida Independencia, a la altura del barrio de Boedo, por parte del Sindicato de Lecheros, que terminó con un violento choque entre los manifestantes y la Policía de la Ciudad.

//Mirá también: Levantaron el corte del Puente Pueyrredón: trabajadores despedidos reclamaban su inmediata reincorporación

La situación tuvo lugar a la altura de Sánchez de Loria, donde este Sindicato de Lecheros cortó de forma parcial la Avenida Independencia. Una fracción del mismo reclamaba que no los dejaban votar.

Los motivos del corte

El conflicto que desencadenó el corte de la mañana de este viernes, habría sido originado por problemas internos dentro de las distintas facciones de esta organización sindical.

Tras darse las protestas, la Policía intervino e incluso la infantería, la cual armó un cordón evitando que los manifestantes pudieran ingresar a un edificio.

Tensión entre la Policía y manifestantes durante una protesta en Boedo.

Allí comenzó una pelea más violenta, con piedrazos y también gases. Cerca del lugar, hay un jardín de infantes.

Las protestas responderían a la imposibilidad de una fracción para poder votar. Y se habría visto protagonizada por miembros de Atilra, que es la Asociación de Trabajadores de la Industria de la Leche. Hay que tener presente que esta organización está pronta a tener elecciones internas, y hay una competencia política entre dos listas aspirantes a ganar.

Tensión entre la Policía y manifestantes durante una protesta en Boedo.

Otras protestas

Pero el enfrentamiento entre lecheros y la Policía de la Ciudad no fue el único que sucedió en la mañana de este viernes.

Una protesta de colectiveros de la Línea 21, llevó a cabo un corte frente a la terminal de ómnibus de Liniers. Esta línea 21 es la que tiene su recorrido pautado a través de toda la General Paz.

Otro grupo de conductores también ocuparon tres de los carriles de la Ruta 23, a la altura del kilómetro 37, en la localidad de la zona Oeste del Conurbano, en Moreno.

La Gendarmería terminó descomprimiendo la manifestación, cuyos protagonistas reclamaban un aumento salarial, donde solicitaban un sueldo de $150.000 y un bono de $50.000.