Julio Irigoyen falleció víctima del Covid-19 luego de ser un símbolo de esperanza para todos sus vecinos del barrio porteño de Almagro en el comienzo de la pandemia el año pasado. El cantante salía todos los días a su balcón, a las 18 en punto, para regalar su voz a quienes pudieran escucharlo.

//Mirá también: Video: Un tenor cordobés deleitó a vecinos de Alto Alberdi con su voz

Durante los primeros meses de la cuarentena en 2020, diversos vecinos de todas partes del mundo se las ingeniaron para darle momentos de alegría a una época tan oscura. El DJ de Recoleta, los aplausos al personal de salud y las películas proyectadas en edificios fueron algunos de los gestos.

Irigoyen se viralizó luego de que personas de sus alrededores lo filmaran deleitándolos con sus canciones improvisadas. El tenor llegó a cantar en noticieros al ritmo de los temas que sus nuevos fanáticos le pedían como el Himno, o “Ave María”.

Sin embargo, esa luz se apagó un año más tarde. La periodista de TN Catalina Bonadeo, fue informada el viernes por vecinos del edificio donde vivía Irigoyen que, luego de que toda su familia contraiga el virus, Julio perdió su lucha.

//Mirá también: Vecinos de Recoleta divididos por un DJ que pasa música los fines de semana

Al revelarse la triste noticia, los residentes del barrio ocuparon la vereda y, mirando hacia el balcón donde Irigoyen solía dar su arte, aplaudieron en aradecimiento. El emotivo momento fue respondido por la esposa e hijos del tenor, que salieron conmovidos a dar las gracias.