A diferencia de otras provincias, la Ciudad de Buenos Aires adelantó dos semanas el regreso a la clases, que será el 8 de febrero para docentes y el 17 para estudiantes. Incluso, fuentes del área de Educación porteña afirmaron que buscan que la vuelta sea con un esquema totalmente presencial.

Fuentes del Ministerio le aseguraron a Clarín que “el norte es todos los chicos, los cinco días, en la escuela”. Lo que aún no está confirmado es si será con clases en el aula o al aire libre.

Exámenes para alumnos que quieren hacerlo en forma presencial. (Los Andes)Ignacio Blanco | Los Andes

No obstante, los gremios docentes de la Ciudad pusieron en duda la vuelta a clases. “Si las condiciones no están dadas, no vamos a acompañar. Lo venimos diciendo desde un principio a nivel nacional. Hoy la situación está cambiando y es esencial que el Gobierno de la Ciudad garantice las condiciones para la presencialidad: insumos, máscaras, alcohol en gel y docentes auxiliares”, manifestó Norberto Cabanas, secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA) seccional Capital.

Siguiendo esa línea, Eduardo López, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), consideró que “si nos guiamos por los indicadores de los semáforos (epidemiológicos) del ministerio de Educación de la Nación ni se tendría que estar discutiendo”.

Los 17 gremios docentes de la Ciudad están citados para este viernes en el Ministerio de Educación porteño, con el fin de definir el regreso a las aulas.

En tanto, se sabe que la postura del Gobierno porteño es con los chicos en la aulas; de hecho, la ministra de Educación, Soledad Acuña, ya había aclarado su intención que tienen para el ciclo lectivo 2021.

“La escuela es organizadora del mundo del trabajo y de la ciudad en general, para nosotros es importante que vuelva 100% presencial. Además ya hemos visto que se puede hacer, que las escuelas no son el foco de contagio”, había expresado.