Después de que durante la tarde de este sábado se entregaran los policías acusados de cometer el asesinato de Lucas González, apareció un testigo clave que podría brindar a la justicia nuevos detalles de lo sucedido. Se trata de un joven que paseaba su perro por el parque Pereyra en Barracas cuando se dio el tiroteo.

Según el relato del joven, en diálogo con el programa Sala de Situación, en AM 1420, los policías, de civil, le atravesaron el auto a los chicos, bajaron armadas y es por eso que los jóvenes intentaron huir.

El policía que venía de copiloto se bajó y disparó contra el vehículo impactando contra el joven Lucas. Los chicos estaban en shock, en pánico, corriendo por la calle Luzuriaga, pidiendo por ayuda que su amigo estaba muerto, que le habían disparado”, detalló el testigo.

Lucas González

Y agregó: “Yo no soy militar, ni policía ni nada. Mi papá era militar, fui a polígonos, tengo un conocimiento básico y por lo que vi y escuché una sola arma disparó, no tengo ningún tipo de dudas. Fueron de 5 a 7 tiros”.

Si bien aún no fue llamado a declarar, el testigo aseguró que brindará su aporte a la Justicia de ser necesario para aclarar lo sucedido.

“Se le atravesaron y de ahí se bajaron, del resto no escuché ninguna sirena, o cuando te hablan por el parlante, no escuché ningún tipo de voz de alto. Se le atravesaron y se bajaron tipo comando, con las pistolas así y los niños aceleraron. Dos salieron corriendo y el que manejaba estaba gritando”, señaló.

También explicó que “la cuestión fue tan confusa de cómo pasó todo que los policías que estaban en la garita en la esquina de Iriarte y Luzuriaga no sabían qué hacer. Yo los veía y no sabían qué hacer, si les disparaban a los del carro o a los niños”.