El crimen de Lucas González tuvo otro avance de la causa y esta vez, la reconstrucción contó con la participación de los policías acusados de matar al chico de 17 años. Esta es la segunda vez que se lleva adelante, ya que el martes 30 se suspendió debido a que el defensor de los tres policías procesados por homicidio agravado, Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi, realizó un planteo por no haber sido convocado.

Para la reconstrucción se montó un operativo que contó con más de 160 policías federales, principalmente de la División Homicidios, que interviene directamente en la investigación, y de la División Búsqueda de Evidencias, a cargo de las pericias.

La diligencia arrancó unos minutos después de las 10 en el cruce de Luna e Iriarte con el recorrido de un Volkswagen Suran similar al que tripulaban los chicos y a bordo del cual se detuvieron para comprar un jugo en un kiosco instantes antes de ser interceptados por un Nissan Tiida sin identificar de la Brigada de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad.

Mientras cuatro personas llevadas por la fiscalía asumieron el papel de las víctimas, dos de los sobrevivientes -uno de ellos con una remera con la leyenda “Justicia por Lucas”- junto a sus padres y su abogado, Gregorio Dalbón, siguieron de cerca la reconstrucción del momento en el que el Volkswagen Suran se detuvo en el quiosco situado en Luna e Iriarte

La familia de Lucas González. (Gentileza Clarín / Juano Tesone)

El procedimiento finalizó con el testimonio de uno de los padres de una víctima, que fue el primer adulto responsable que llegó a la escena tras ser avisado por su hijo.El hombre contó que fue él quien le avisó al papá de Lucas, Mario “Peka” González, lo que había pasado con su hijo y que lo habían trasladado al hospital Penna del barrio porteño de Parque Patricios.

La suspensión de la anterior reconstrucción

El martes 30 de noviembre, cuando habían pasado diez minutos de haber comenzado la reconstrucción, el abogado de los tres policías, Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi, hizo un planteo por no haber sido convocado.

Los dos autos utilizados para la reconstrucción del ataque a balazos a Lucas González y sus amigos. Foto: Luciano Thieberger. Foto: Crimen de Lucas González

En ese marco, la fiscalía consideró en su momento, tras recibir el asesoramiento de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas Dirección de Asistencia y Orientación a la Víctima (Dovic), que era revictimizante someter a los chicos el enfrentamiento cara a cara con los acusados.