Decenas de choferes de micros de larga distancia protagonizaron este lunes una manifestación en la esquina de la avenida 9 de Julio y San Juan, lo que generó importantes inconvenientes en el tránsito porteño.

//Mirá también: Clausuraron un bar que estaba abierto a la 1 de la mañana con más de 20 personas y un DJ

Con bocinazos y ómnibus cruzados, los conductores expresaron su descontento ante las nuevas restricciones implementadas para frenar la segunda ola del coronavirus.

Protesta de empresas turísticas en la avenida 9 de Julio. Foto: Clarín.

La Ciudad de Buenos Aires no fue el único lugar en donde se tomó esta medida de fuerza, ya que en otras ciudades del país replicaron el reclamo, entre ellas, Córdoba y Mendoza.

Los choferes aseguran que las restricciones anunciadas por el Gobierno de Alberto Fernández, tendientes a frenar la segunda ola del coronavirus, les impiden trabajar.

En la Capital Federal, a raíz de esto, se presentó un importante caos vehicular. Desde las 9.30, el tránsito se interrumpió por completo.

//Mirá también: Vecinos de Retiro retienen y golpean a un ladrón

Incluso, la fila de micros se extiende hasta la entrada de la Autopista Presidente Arturo Frondizi, que conecta con el Puente Pueyrredón y la localidad bonaerense de Avellaneda.

Restricciones para el turismo grupal

Entre las medidas dispuestas frente al acelerado aumento de los casos de coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad, se contó la suspensión de toda forma de turismo grupal, luego de que se verificara que uno de los focos de contagio era esa modalidad de la actividad.

De hecho, diversos contingentes de estudiantes que realizaron sus viajes de egresados, tanto con destinos nacionales como internacionales, regresaron con un alto nivel de positividad de coronavirus en los grupos.