La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, fue el eje del debate hoy en las redes sociales luego de que declaraciones suyas sembraran la polémica. La funcionaria, por un lado, afirmó que las personas que eligen la carrera docente "son de los sectores cada vez más bajos" a nivel "socioeconómicos" y "más grandes de edad" y también habló sobre "adoctrinamiento" hacia los alumnos.

Acuña, además, pidió a las familias de los alumnos porteños que denuncien los casos de "bajada de línea ideológica" en las aulas y recibió el inmediato rechazo de los sectores educativos.

"La raíz de lo sobre ideologizado y la militancia política en las aulas está en la formación docente, está en cómo enseñamos qué es un docente, en el perfil que se define sobre qué es ser docente", dijo Acuña en una charla que tuvo con el político y periodista Fernando Iglesias.

Allí, manifestó que "la gran discusión" sobre el tema "tiene que ser cómo enseñamos a enseñar, porque un docente que aprende bien sabe que tiene que enseñar a pensar, no decir qué pensar".

"El perfil de los estudiantes cada vez va teniendo un sesgo más claro. Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras", sostuvo la ministra durante una charla por videoconferencia organizada por el diputado de Juntos por el Cambio.

Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (Foto: Clarín)

En ese marco, consideró que "si se mira en términos económicos, que no debiera ser un determinante pero, si se mira en términos de capital cultural y de experiencias enriquecedoras en el momento de aportar para el aula, los que eligen la carrera docente son de los sectores cada vez más bajos socioeconómicos".

Las declaraciones de Acuña generaron rechazo entre docentes y estudiantes: "Fue un ataque brutal. Es muy grave lo que dice en contra las maestras. Dice que las que estudiamos el magisterio somos grandes y unas fracasadas porque no elegimos otras carreras. Dice que no tenemos capital cultural porque pertenecemos a clases bajas, es muy grave", respondió Angélica Graciano, secretaria general de la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE).

En otro tramo de la charla, Acuña manifestó que "la raíz de lo sobre ideologizado y de la militancia política en las aulas está en la formación docente, la raíz está en lo que se define como perfil de un docente en un instituto de formación docente".

"Más allá de esa raíz que eso es a largo plazo, hay que pensar en cómo hacemos en el corto y mediano plazo", dijo, y señaló que "hasta la pandemia, las familias no sabían lo que pasaba en el aula cuando el docente cerraba la puerta".

"La virtualidad, lo que hizo, fue que las familias empezaran a ver lo que pasa con la educación de sus hijos", sostuvo, y pidió "que se hagan las denuncias" de los casos de "bajada de línea en el aula para poder intervenir y trabajar con la conducción y los docentes".

Tambien el secretario gremial de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), Eduardo López, criticó los dichos de la ministra y consideró: "Hablan como gerentes de una comunidad educativa que maltratan, espían y persiguen desde hace 13 años y que odian por no poder doblegar".