El cuerpo de Seguridad Vial de la Policía de Río Negro realizaba controles en un puesto caminero al Este de Bariloche con normalidad hasta que detectaron a un conductor con pedido de captura por estafas reiteradas. El sujeto de 35 años frenó en el control sin problema, entregó los papeles del auto que estaban en regla pero cuando las autoridades analizaron sus datos se notificaron de tenía pedido de captura. Ante esta situación fue detenido y a las horas su madre fue a pedir información: terminó detenida.

El episodio se produjo el martes en horas del mediodía cuando el hombre procedente de Villa La Angostura se trasladaba en un Fiat Mobi. El rodado tenía los papeles en regla pero al verificar la situación del conductor fueron alertados de un pedido de captura vigente por haber participado al menos de diez episodios de defraudación en la provincia de Tierra del Fuego, detalla El Cordillerano.

Como consecuencia de este alerta, las autoridades lo detienen y trasladan a la unidad policial a la espera de que se inicien las actuaciones correspondientes bajo la coordinación de las autoridades de Ushuaia, ciudad en la que habría cometido las estafas. A las horas de la detención, se hace presente en el lugar la madre del sujeto solicitando información sobre su hijo. Para su sorpresa, no solo se enteró de por qué el hombre fue detenido, sino que ella también terminó tras las rejas ya que al cotejar sus datos el mismo alerta volvió a saltar. Al parecer la mujer habría participado de los delitos junto con su hijo.