Reclamaban la reincorporación de nueve trabajadores despedidos por manifestarse ante un caso de abuso sexual ocurrido en esa Municipalidad.


El intendente de Pilcaniyeu, Néstor Ayuelef se fue de un acto por una puerta lateral de un edificio público en Bariloche donde participaba de un acto, cuando un grupo de mujeres y hombres se presentaron con carteles de reclamo por despidos en su municipio tras un caso de abuso sexual.

Los manifestantes tenían previsto una protesta para hoy en el pueblo, pero cuando supieron que Ayuelef se encontraba en la ciudad barilochense se trasladaron. Reclamaron por el despido de nueve empleados del municipio de la Región Sur que habrían sido desvinculados luego de participar de protestas a comienzos de año por un caso de abuso sexual en el que está involucrado un capataz de la Municipalidad. Además relataron que tendría un vínculo familiar con el jefe comunal.

Ayuelef se retiró al detectar a los manifestantes. Foto: Alfredo Leiva.

Ayuelef se encontraba sentado en la primera fila en un acto que encabezó el gobernador Alberto Weretilneck en el Centro Administrativo Provincial en Bariloche. Al detectar al grupo de referentes de la Comisión Pro Encuentro de Mujeres y ATE que se presentaron en el edificio con carteles de repudio, el intendente acompañado por el legislador oficialista Leandro Lescano, se escapó por los pasillos del edificio en dirección a una puerta de salida lateral.

Desde la mesa central del acto, el gobernador y la electa Arabela Carreras realizaron señas a Ayuelef para que se retire. Semanas atrás fue reelecto por quinta vez en el municipio de Pilcaniyeu y esta vez participó del comicio con el sello de Juntos Somos Río Negro.

En cambio, Weretilneck al terminar el acto se dirigió al grupo de mujeres para escuchar sus planteos y se comprometió a consultar al intendente por la situación denunciada y pidió el listado de los trabajadores afectados.

Patricia Reinahuel, referente de ATE dijo que el reclamo es por los despedidos y también para que avance la causa judicial por el abuso sexual a una mujer de ese paraje. “La Justicia no se expidió hasta el momento”, afirmó.

El capataz municipal fue imputado en marzo pasado, el delito se habría cometido en dependencias municipales y de una radio de la localidad. “En represalia se desvinculó laboralmente a nueve personas por haberse manifestado y evidenciar el amparo del poder político al abusador”, denunciaron desde la Comisión pro Encuentro y ATE. Según publicó Río Negro.





Comentarios