Un personal de Defensa Civil y un efectivo de la Policía Bonaerense participaron el pasado miércoles del rescate de una niña de dos años que estaba encerrada en un auto estacionado.

Según pudo saber Telefé Noticias, los servidores públicos se hicieron presentes en calle Calfucurá al 300, tras el llamado desesperado de un familiar al 911.

Beba rescatada junto a su madre

Ante la desesperación de la madre y el llanto desconsolado de la pequeña, estos verdaderos "héroes" se las ingeniaron para improvisar una solución casera, en momentos que el padre de la menor acudió a su domicilio a buscar otro juego de llaves del rodado.

Valiéndose del cordón de un borcego y con un destornillador, los trabajadores demostraron toda su pericia para abrir la puerta del vehículo sin asustar aún más a la criatura.

Tras socorrer a la beba y mientras permanecía en los brazos de uno de sus padres, un servidor público improvisó con un guante de látex un globo y se lo obsequió. Las lágrimas rápidamente desaparecieron y se asomó la sonrisa.