La municipalidad privatizará el servicio de recolección de residuos. La medida busca descomprimir situaciones administrativas complejas ante el Tribunal de Cuentas de la provincia y mejorar la calidad y alcances de las prestación.

Esto surge a 8 años de la creación de Bahía Ambiental Sapem, la sociedad anónima cuyo 99% de acciones pertenece a la comuna.

Los principales cambios que se pretenden instrumentar se encuentran:

- Que la recolección de residuos pueda eventualmente modificar la cantidad e días de servicio.
- Que las delegaciones municipales dejarán de tener a su cargo la limpieza de los basurales a cielo abierto.
- Habrá un día dedicado de manera exclusiva a recolectar residuos inorgánicos, secos.

"El objetivo en este cambio es mejorar el servicio en varios aspectos" para los cuales la municipalidad, manifestó, "no dispone de la ingeniería adecuada y necesaria" para implementarlos, afirmó Matías Insausti, subsecretario de Gestión Ambiental del municipio.