Desde la seccional Bahía Blanca afirman que siguiendo los protocolos de seguridad se pueden retomar los trabajos en el sector público y privado.


La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), busca comenzar a reactivar las obras en el sector público y privado y sostiene que llevando adelante el protocolo adecuado se puede lograr.

Entre los puntos que proponen señalan la de un trabajador por cada 16 metros cuadrados de obra y en aquellas que se requiera un número grande de trabajadores, distribuirlos en tres turnos.

“La idea es ir habilitando obras para que comience girar la rueda de la producción, pero dependemos que el gobierno municipal nos de el visto bueno”, dijo Carlos Segundo Jongewaard de Boer, interventor de la seccional Bahía Blanca de la UOCRA.

Carlos Segundo Jongewaard de Boer, interventor de la seccional Bahía Blanca de la UOCRA.

Otro de los puntos que proponen como medida de seguridad es que cada trabajador disponga de un permiso de circulación firmado por la empresa en el que conste el lugar de obra y el horario de trabajo.

Los trabajadores deberán asistir a su lugar de tareas por sus propios medios, sin abordar transporte público, en caso que no disponga de movilidad será la empresa contratista la que debe proveerla.

Proponen ademas que el contratista deberá brindar las medidas de seguridad y realizar controles de temperatura a través del insumo certificado por el Ministerio de Salud Pública, el cual será asentado en el legajo de cada trabajador.

En la propuesta están previstas sanciones, para el sector privado será de un jornal por persona afectada a la obra y en el público de 3 veces ese jornal. 




Comentarios