Luego de las nuevas restricciones aplicadas por el gobierno provincial en el marco de la segunda ola, el intendente Hernán Bertellys mantuvo una reunión con propietarios de bares y restaurantes, a fin de coordinar y acordar el trabajo de estos comercios a partir de las últimas medidas para la fase 3.

Una de las nuevas restricciones dispuestas por el gobierno de Axel Kicillof es que los locales gastronómicos deberán funcionar con el 30% de su capacidad en los espacios interiores.

“Pudimos exponer desde el municipio la situación que está pasando hoy el sistema de salud y cómo impacta esto en toda la comunidad y por supuesto cuál es el compromiso que tienen que asumir cada uno de ellos cumpliendo con todos los protocolos”, afirmó Bertellys tras el encuentro en el que estuvo acompañado del jefe de gabinete, Alejandro Vieyra, y la subsecretaria de Gobierno, Fernanda Ibarra.

Por su parte, Vieyra agregó que “necesitamos que se cumpla en este momento el protocolo al 100 por ciento, los mayores contagios se dan justamente en la franja etaria que concurre a estos espacios. Nuestra mayor obligación hoy es cuidar el sistema de salud y ellos se mostraron predispuestos a hacer un esfuerzo más”.

En tanto, el funcionario municipal afirmó que “el Gobierno de la Provincia hizo nuevas restricciones a la fase 3, entonces si vemos que no se pueden cumplir los protocolos en estos comercios se tendrá que tomar una medida de restricción pero primero apostamos a dialogar con cada uno de los propietarios”.