Este viernes, el intendente Hernán Bertellys recibió a vecinos de Azul que hace varios días vienen quejándose del descontrol de los fines de semana por la noche en el en la zona del Balneario. El último domingo a la madrugada hubo dos menores heridos con armas blanca en la zona de El Ancla.

Según el parte oficial, los vecinos “solicitaron la intervención comunal ante el uso del sector como espacio de reuniones nocturnas, especialmente los fines de semana, situación que les genera diferentes inconvenientes. Al respecto, le entregaron un petitorio al mandatario municipal con la firma de los residentes cercanos al espacio público”.

Luego de escucharlos, Bertellys encabezó una reunión de trabajo junto al jefe de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra, funcionarios del Departamento Ejecutivo, la titular de la Jefatura de Estación de Policía Departamental de Seguridad de Azul Carolina Cabrera y el oficial subinspector del Destacamento Balneario Joaquín Andrade.

El parte oficial informa que el municipio “decidió adoptar y profundizar una serie de medidas a aplicar en el corto y mediano plazo para llevar respuesta a los vecinos”, pero no se detalla cuáles son.