Como la moneda tiene dos caras y en la vida todo es así, porque los jóvenes no pueden ser parte de esas dos caras. Eso es lo que sucedió en la Costanera del Balneario de Arroyito, hubiera sido muy bueno y de educación impartida que aquellos que generaron la basura, en lugar de tirarla al piso la colocaran en bolsas o en el lugar correspondiente.

Quizás no se trate de falta educación solamente, sino que sea un tema de contagio, donde aquellos que les importa un “pito” el resto, cambien esa postura y se den cuenta que habitamos el mismo pueblo y por ende compartimos lugares comunes.

Facebook personal

En horas de las mañana, alrededor de las 7 hs. las redes sociales se plagaron de fotos y videos mostrando a un grupo diminuto de jóvenes que se quedaron a ayudar a los empleados municipales para dejar el Balneario Municipal en condiciones, ya que a esa hora lo utilizan otros ciudadanos que también viven en Arroyito o en las cercanías.

Facebook personal

La derecha es para estos pibes que se quedaron y dieron la cara en cierta forma porque aquellos otros jóvenes y algunos con varios años encima, que simplemente “usaron” el lugar y como no es quizás el patio de su casa o el frente de la misma, pensaron, alguien se hará cargo.

De eso se trata de buscar el equilibrio chicos y chicas, lograr que en lugar de que alguien los esté vigilando o tenga que pensar en una prohibición, sean ustedes mismos los que generen que nos pongamos de pie y los aplaudamos, porque nosotros también pasamos por esa edad y no se nos escaparon esas cosas.