Este miércoles cuando Martín Perli fue a usar su auto para ir al trabajo se llevó una sorpresa: una camioneta que estaba estacionada detrás le impedía sacar el vehículo.

Ocurrió en Bolívar y 25 de Mayo y el vecino estuvo casi 35 minutos para poder salir, cuando otro vehículo que estaba estacionado adelante salió y eso le permitió sacar el auto. La camioneta negra estaba estacionada sobre la línea amarilla y se le pegó a su vehículo. Por eso no podía salir.

“De 11.05 a 11.40 está camioneta con jaula estuvo estacionada en infracción en calle Bolívar y 25 de mayo. Una chica de adelante salió justo y pude salir. Hay línea amarilla que justamente indica que no se puede estacionar ahí”, aseguró Perli en diálogo con Vía Azul.

“No sabes el disgusto que me llevo. No pude seguir trabajando y eso me generó un disgusto a mis clientes”, agregó.