Se trata de 14 empleados de la empresa Devesa que compartieron una comida con un trabajador esencial azuleño que dio positivo esta semana. Por el momento, ninguno reporto síntomas.


Catorce empleados de la empresa Azul Natural Beef fueron puestos en cuarentena preventiva luego de que se conociera que compartieron un asado con un trabajador esencial que dio positivo de coronavirus en el día de ayer.

Se trata del contagio informado este martes por el Municipio de Azul, de un paciente que desarrolla su trabajo en Las Heras. Según trascendió, el hombre participó de un asado y en el que estuvieron catorce empleados del frigorífico.

Desde la empresa explicaron que no tienen casos positivos y que ante la noticia del encuentro entre trabajador esencial contagiado que había estado en contacto estrecho con varios empleados del frigorífico “rápidamente se activaron los protocolos”. “Queremos dar tranquilidad a la gente, todos ellos fueron aislados y se les está haciendo un seguimiento a través del 107”, afirmó Ariel Redigonda, gerente de Planta a través de un comunicado.

“Fuimos y continuamos siendo proactivos: desde que se desencadenó el COVID 19 generamos un Protocolo de Seguridad y seguimos trabajando cada día para cumplirlo de la mejor manera. Todo lo que se está aplicando en el mundo y en la Argentina, lo estamos implementando. Es una lástima que no se estén cumpliendo las normas Municipales y del Ministerio de Salud que prohíbe las reuniones sociales para cuidarnos”, agregó Alejandro Duhau, Director de Azul Natural Beef.

Desde el municipio de Azul aseguraron que en caso de detectarse nuevos casos positivos se podría llegar a cerrar el frigorífico de forma preventiva y la ciudad podría volver a Fase 3. Por otro lado, iniciarán acciones legales contra los concurrentes al asado. 


En esta nota:

Azul Salud Coronavirus


Comentarios