El intendente de Azul viajó hasta La Plata junto a otros jefes comunales opositores para ver al gobernador bonaerense, que busca destrabar la ley impositiva de la provincia de Buenos Aires.


Año nuevo, relación nueva. Hernán Bertellys viajó hasta La Plata junto a otros intendentes de Juntos por el Cambio para reunirse con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, luego de que fracasara en la legislatura provincial el tratamiento de la ley impositiva.

Según trascendió, Kicillof pidió “responsabilidad” a los jefes distritales para que traten de influir sobre los diputados y senadores para que el texto sea aprobado, tras la sesión fallida de la semana pasada.

Los intendentes le habrían pedido al gobernador algunos cambios, especialmente sobre la suba que llega al 75% en el impuesto inmobiliario, para los casos de propietarios de más de dos mil hectáreas, que son un grupo, según dijo el gobernador, de 200 personas.

Dificilmente se hayan podido hablar temas puntuales en una reunión tan multitudinaria. La semana pasada, el jefe de gabinete, Alejandro Vieyra, aseguró durante una entrevista que desde la gobernación le aseguraron que “no van a hacer ningún tipo de distinción política al momento de propiciar ayuda financiera a los municipios”.

A futuro, habrá que ver como crece la relación entre el municipio de Azul y la provincia.




Comentarios