Uruguay anunció durante el encuentro del Consejo del Mercado Común (CMC) que comenzará a conversar con terceros países para negociar “acuerdos comerciales extrazona”. Así lo señaló la Cancillería en un comunicado, tras la reunión del bloque que también componen Argentina, Brasil y Paraguay.

//Mirá también: Derrumbe en Miami: encontraron restos de otras 10 personas y el total de muertos ya está en 46

El gobierno uruguayo “entiende que la decisión 32/00 no está en vigor”, agregó el ministerio, en referencia al compromiso de los Estados parte de negociar acuerdos comerciales con terceros países o bloques únicamente en forma conjunta o tras la autorización de los demás socios del Mercosur.

La cancillería informó asimismo que en la reunión virtual, de la que también participó Bolivia como invitado, “no se aprobó la reducción del arancel externo común, a pesar de que Uruguay había apoyado algunas de las propuestas presentadas (sobre ese punto), las que siempre se entendieron formando parte de un mismo paquete con la flexibilización” de las negociaciones con terceros.

El anuncio cae como una bomba en la víspera de la cumbre semestral ordinaria de jefes de Estado del Mercosur, en la cual Alberto Fernández traspasará la presidencia pro témpore del bloque al brasileño Jair Bolsonaro.

//Mirá también: Jair Bolsonaro, duro contra Alberto Fernández: “En Argentina votaron por quienes hundieron al país en un hueco”

Tanto la rebaja del arancel externo común como una flexibilización que permita alcanzar acuerdos comerciales sin el consenso de todos integrantes del Mercosur son asuntos que dividen al bloque fundado en 1991.

Uruguay ha sido el principal impulsor de una mayor apertura para negociar con terceros desde hace casi dos décadas, pero con poco eco. En el último tiempo, Brasil se ha mostrado proclive a acompañar la postura de Montevideo, mientras Argentina aparece como férreo opositor.

En una cumbre el 26 de marzo pasado, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, chocó fuertemente con Fernández debido a sus posiciones contrapuestas sobre este tema.

En ese momento, el mandatario uruguayo sostuvo que el Mercosur “no puede ser un lastre” que impida el avance comercial de su país, a lo que Fernández contestó que si Argentina es considerado un lastre, “que tomen otro barco”.

Con información de EFE y AFP