Apenas 11 días antes de su fallecimiento, el sábado 14 de noviembre, Diego Maradona se descompuso en la casa de Benavídez, donde pasó sus últimos días. Los síntomas, en esa oportunidad, fueron náuseas y vómitos. Ante ese cuadro, los enfermeros pidieron una ambulancia, que nunca llegó a destino.

Ahora trascendió que Leopoldo Luque y Agustina Cosachov, médico y psiquiatra del exjugador, respectivamente, se habrían interpuesto para que el móvil sanitario fuera cancelado.

En esa ocasión, Nancy Forlini, quien coordinaba la internación domiciliaria de Diego, y Gianinna Maradona habían intercambiado unos audios, que ahora toman otra relevancia. En la conversación, Forlini recomienda pedir una ambulancia, a lo que la hija del diez responde que los médicos de cabecera le habían indicado que “no era necesario”.

“Decime, Gianinna, porque los enfermeros que estaban en el domicilio llamaron al móvil por el tema de los vómitos. Decime que quieren hacer, no estaría mal revisarlo pero decime porque tenemos que definirlo. Ya está yendo el móvil para allá”, dice Forlini, específicamente.

En su respuesta, la joven le explica: “Hola Nancy, disculpame, yo tengo un grupo con Agustina, Luque y compañía, y me dijeron que ya estaba solucionado, que mi papá dormía, que no había médicos y que iban a esperar hasta mañana. Que él estaba descansando bien”.

Por último, la jefa de enfermeras le manifestó: “Si ustedes deciden esperar hasta mañana, ok, suspendo el móvil, y le dejamos dicho a los enfermeros. La indicación nuestra era obviamente que vaya un móvil para estar tranquilos pero si ustedes no quieren, no podemos ir en contra de la voluntad familiar”.

Qué dijo el jefe de enfermeros

Mariano Perroni, jefe de enfermeros y el séptimo imputado en la causa, dijo al respecto de ese episodio: “El enfermero de turno notifica en el chat que el paciente se encontraba nauseoso, con vómitos debido a la comida y se solicitó una ambulancia”, dijo.

Agregó que al haberse rechazado la posibilidad de la ambulancia, propuso otra opción: “Como había negativa, más que nada por la parte mediática, me ofrecí a llevar al médico de la ambulancia en mi auto particular, ingresarlo, esperar que lo evalúen, y devolverlo a la ambulancia. Y si ameritaba otro tipo de atención, ahí ya corría por parte del equipo de emergencia, pero bueno, no se pudo hacer”.

Perroni ratificó que la orden fue que Diego no sea revisado, y que fue Forlini quien le indicó que no se iba a hacer ese servicio. El enfermero está imputado porque su colega, Dahiana Gisela Madrid, quien estaba en la casa en el momento en que Maradona murió, dijo que el hombre la hizo mentir sobre que había ingresado al cuarto del futbolista a revisarlo y chequear sus niveles cuando no había sido así.

“Yo nunca la hice mentir en nada. Desconozco por qué dijo eso, yo no le pedí que lo hiciera, que agregue cosas o saque otras del informe”, comentó durante una entrevista con el programa de televisión “LAM”.

Hasta el momento son siete los imputados que investiga la Fiscalía General de San Isidro en la causa de la muerte de Diego Maradona: Leopoldo Luque, Agustina Cosachov, Carlos Díaz (psicólogo), Dahiana Gisela Madrid, Ricardo Almirón (enfermero), Nancy Forlini, y Mariano Perroni.