El caos vehicular provocado por los controles realizados este sábado, despertó el descontento de los usuarios, y un fuerte rechazo por parte de la oposición. La queja reinante en redes sociales se relacionó con que, además de que se les tomaba la temperatura, se les exigían mostrar la aplicación CuidAR, pese estar fuera del horario de restricción, que rige 20 a 6.

//Mirá también: Se publicó el decreto y ya rigen las nuevas medidas hasta el 21 de mayo

“Demasiado drama se está viviendo como para que ahora Axel Kiciloff juegue a ser Gildo Insfrán. Paren con esa locura, liberen los accesos en horario sin restricciones, van a provocar un desastre”, enfatizó Mario Negri, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.

Graciela Ocaña, también enojada. (Foto Captura Twitter)Captura Twitter

Su par Fernando Iglesias, también se manifestó al respecto: “Imaginémonos si el lunes a la mañana el Gobierno de la Ciudad bloqueara el acceso desde la Provincia. ¿Cuántos bonaerenses se quedarían sin poder trabajar? ¿Y si echaran a los internados en los hospitales de la CABA? Una locura. ¿Qué busca, gobernador, una guerra civil?”.

Más quejas

También el analista político Julio Bárbaro se manifestó luego de quedar inmerso en el embotellamiento. “El grotesco personaje de Kicillof nos detuvo tres horas, sin revisarnos, solo para demostrar poder. Es peor que el virus”, dijo desde su cuenta de Twitter.

Bárbaro grabó un video que enseguida se viralizó en las redes. Las imágenes fueron tomadas desde dentro del auto, mientras estaba frenado en la Panamericana. “En alguna medida uno vino para buscar paz un sábado, un 1° de mayo, y esta gente nos lo convierte en uno de los peores momentos. No es contra el virus, es contra el ciudadano, el sueño de convertirnos en esclavos, eso está haciendo el señor (Axel) Kicillof”, dijo.

//Mirá también: Larreta mantendrá las escuelas abiertas pero adoptará las restricciones del Gobierno nacional

El mayor colapso se vio sobre las 10 h, cuando se registraron largas colas en el tránsito tanto en la Panamericana sentido a Provincia, como en el Acceso Oeste hacia Luján, donde el retén se estableció a la altura de Ciudadela, Partido de Tres de Febrero.

Aunque los retenes se mantendrían hasta las 19, cerca de las 13 comenzaron a desarmarse alguno del Acceso Oeste.