El presidente de la Nación, Alberto Fernández, encabezó este miércoles la primera reunión del año del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre, creado en el inicio de su gestión con el objetivo de “garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de toda la población”, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social. Allí anunciaron que el Banco de Desarrollo de América Latina aportará un crédito de 300 millones de dólares para el financiamiento de la Tarjeta Alimentar.

La actividad, que arrancó cerca del mediodía de manera virtual y fue encabezada por Fernández desde la residencia de Olivos; estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz. La CAF anunció el financiamiento para la Tarjeta Alimentar que se sumará al aprobado a fines de 2020 por la misma suma.

Presidencia

Luego de reunirse con Luis Carranza Ugarte, el Presidente agradeció al “CAF porque nos ha ayudado muchísimo el año anterior, cuando financió 300 millones de dólares y éste nos está destinando otros 300 millones de dólares que son centrales para lograr los objetivos que queremos alcanzar”. Además, participan representantes de organizaciones sociales, religiosas, empresariales y sindicatos, entre los que expondrán el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; el presidente de la Copal, Daniel Funes De Rioja.

Estamos preocupados y ocupados de los que más lo necesitan, de los que están en peor situación. El Estado va a seguir presente para auxiliarlos en este momento de expansión económica pero que tal vez no necesariamente los alcanza”, aseguró Fernández y adelantó que a partir del tercer viernes de febrero se comenzará a depositar los montos con incremento: para familias con un hijo pasará de 4.000 a 6.000 pesos y para quienes tengan más de un hijo será de 6.000 a 9.000 pesos.

Al mismo tiempo fue contundente en cuanto a la suba de precios: “No puede ser que esta oportunidad de desarrollo se convierta en un aumento de precios”, dijo y señaló que su “reclamo al retorno de la ética también tiene como destinatario al que produce, porque el primer compromiso tiene que ser con la sociedad en la que se desarrolla”. Por su parte Arroyo resaló el alcance de la cobertura alimentaria y afirmó que el desafío es mejorar la calidad nutricional.

Gualeguaychú realiza nuevas entregas de Tarjetas Alimentar.

Toledo Paz sostuvo que se percibe cuando se inyecta el dinero de la Tarjeta Alimentar a la economía “porque se registran mejoras notables en el empleo, en el trabajo y en los comercios locales”. En su turno el titular del CAF ratificó su compromiso con Argentina y con este programa en particular: “Es un honor y un privilegio ser socios del Gobierno en este esfuerzo integral que apunta a romper con la transmisión intergeneracional de la pobreza”.

También presentaron sus puntos de vista la titular del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA, Ianina Tuñón; los ministros de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin, y de Misiones, Belinda Dammer; el secretario General de ATE Nacional, Hugo Godoy; el dirigente de la UTEP, Gildo Onorato, y la nutricionista doctora Honoris Causa de la Facultad de Medicina de la UBA, Myriam Gorban.

Hasta el momento el Ministerio de Desarrollo Social emitió un total de 1.567.751 unidades de Tarjeta Alimentar, destinadas a 1.945.047 niños y niñas que se encuentran bajo la Asignación Universal por Hijo (AUH), 45.710 embarazadas y 49.520 personas con discapacidad. Además, se destinó 8.261 millones de pesos a suplementar el sistema alimentario escolar, y se distribuyeron 8.601.934 módulos alimentarios y 1.727.792 canastas navideñas a gobiernos locales y organizaciones, y, con la idea de impulsar la soberanía alimentaria, se fortaleció el Programa Prohuerta.

Con información de Télam y Presidencia.