La siguiente edición del Super Rugby no tendrá la presencia de Jaguares. Hubo muchos cambios sustanciales en relación a la última participación de la franquicia argentina.

//Mirá también: Los Pumas y el ranking mundial: en qué posición quedaron tras las derrotas con Sudáfrica por el Rugby Championship

La pandemia disolvió el calendario del torneo en 2020 y con ello se fue el último aire jaguar. Tampoco participarán equipos sudafricanos del Super Rugby Pacific.

Entre las federaciones de Nueva Zelanda y Australia diagramaron el nuevo esquema para 2022. Serán 12 franquicias las que competirán entre sí a partir de febrero.

Guido Petti, en una de las últimas presentaciones de Jaguares en el Super Rugby.(AFP)

//Mirá también: Rugby Championship: Los Pumas jugarán ante los All Blacks en la madrugada del 12 de septiembre

La competencia se extenderá hasta el 18 de junio de 2022, con un formato de fase regular y eliminaciones posteriores por orden de clasificación entre los ocho mejores equipos en postemporada.

Los equipos que participarán serán de Nueva Zelanda -Crusaders, Blues, Highlanders, Hurricanes y Chiefs-, de Australia -Brumbies, Rebels, Redes, Waratahs y Western Force-, Fijian Drua de Fiji y Moana Pasifika, conformado por jugadores de Fiji, Samoa, Tonga e Islas Cook.

“Este es un cambio para el rugby en el Pacífico y el resto del mundo del rugby. Hemos visto el brillante rugby que juegan los fijianos en todos los formatos del juego y su inclusión hará de esta nueva competencia una de las más difíciles”, marcó Andy Marinos, director de Rugby Australia.

Pablo Matera, con Crusaders, y Santiago Medrano, con la camiseta de Western Force, serán los argentinos presentes en el Super Rugby Pacific 2022.

Por su parte, las franquicias sudafricanas que quedaron fuera del torneo, se integraron al United Rugby Championship, campeonato que reúne equipos de Irlanda, Italia, Gales y Escocia.

La final del Super Rugby de Jaguares

En 2019, la franquicia argentina alcanzó la final del torneo frente a los potentes Crusaders.

Jaguares cayeron por 19-3 en uno de los momentos más emblemáticos del rugby nacional moderno.