Después de que Argentina y México se abstuvieran este último martes de votar una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que se condenan las violaciones a los derechos humanos cometidas en Nicaragua contra precandidatos presidenciales y personalidades políticas, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, manifestó que no está de acuerdo con esa postura.

// Mirá también: Mauricio Macri criticó al Gobierno: “Otra vez Argentina guarda silencio frente a violaciones a los Derechos Humanos”

La Cancillería argentina emitió un comunicado en conjunto con su par de México para explicar su posicionamiento. En la misiva ambos países manifestaron “su preocupación por los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua, especialmente, por la detención de figuras políticas de la oposición”.

Sin embargo, en lo que se refiere a la abstención, Argentina y México dijeron: “no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

De este modo los gobiernos de ambos países se distanciaron de la mayoría de los Estados miembros de la OEA que condenaron la serie de arrestos de opositores en Nicaragua, a meses de las elecciones presidenciales del 7 de noviembre, tras una reunión virtual en la que se aprobó exigir la “liberación inmediata” de los detenidos.

Sobre eso se expresó el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, quien dijo que “ni en Nicaragua ni en ningún país de la región podemos tolerar presos políticos”.

//Mirá también: Estados Unidos mostró decepción tras la abstención de Argentina en la OEA

“Argentina está preocupada y ocupada por la situación en Nicaragua, es importante que la región se comprometa en la liberación de los presos políticos”, dijo y agregó: “Eso es clave para la democracia”.

El mandatario también reclamó más compromiso de los países miembros de la OEA al remarcar que hay que “empezar a empoderarlos a buscar soluciones en lugar de otros que creen que son la solución”.