Rossi confirmó que se están fraccionando los lotes de la Sputnik V que se enviarán a cada provincia

Rossi aseguró que “tras los simulacros, se calcula que la aplicación de la vacuna demandará entre 8 y 12 minutos”.
Rossi aseguró que “tras los simulacros, se calcula que la aplicación de la vacuna demandará entre 8 y 12 minutos”. Foto: web

El ministro de Defensa dio detalles del megaoperativo que se pondrá en marcha el lunes. Los efectivos de seguridad tendrán un rol clave, como vacunadores de apoyo.

El lunes comienza la vacunación contra el coronavirus con el fármaco ruso. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, informó hoy que por estas horas se lleva adelante el fraccionamiento de las 300.000 dosis de la Sputnik V para enviar a cada provincia, que llegaron anteayer en un vuelo de Aerolíneas Argentinas especialmente acondicionado para su traslado.

”Ahora se están fraccionando estas primeras 300.000 dosis de la vacuna para mandar cada lote a las distintas provincias, destinadas al personal de salud. Dentro de ese grupo, se priorizará a aquellos que más contacto directo tienen con el virus”, afirmó Rossi, en diálogo con Radio Mitre.

En ese marco, el ministro comentó que, “tras los simulacros de vacunación que se hicieron en distintos puntos del país, se calcula que la aplicación de la vacuna a cada ciudadano demandará entre 8 y 12 minutos”.

Los regimientos militares en San Juan, La Rioja y Tierra del Fuego funcionarán como centros de vacunación.
Los regimientos militares en San Juan, La Rioja y Tierra del Fuego funcionarán como centros de vacunación.

El funcionario adelantó que los regimientos militares en San Juan, La Rioja y Tierra del Fuego funcionarán como centros de vacunación.

En ese punto, remarcó que las Fuerzas Armadas van a participar de diferentes maneras en distintas provincias”. Subrayó que “en otras provincias, efectivos de las fuerzas armadas integrarán los equipos de vacunadores y también actuarán como personal de apoyo y logística”.

Sobre el operativo de envío de los próximos días, Rossi destacó que el traslado a las provincias está a cargo de una empresa privada por medio de camiones “con suficiente refrigeración para mantener la cadena de frío que exigen los laboratorios”.

El traslado a las provincias de las primeras dosis está a cargo de una empresa privada por medio de camiones refrigerantes.
El traslado a las provincias de las primeras dosis está a cargo de una empresa privada por medio de camiones refrigerantes. Foto: Twitter @Aerolineas_AR

Respecto de cómo seguirá el operativo durante 2021, Rossi detalló que “en los meses de enero y febrero se completará la llegada de 20 millones de vacunas Sputnik V: 5 millones de dosis en enero y 14,7 millones en febrero. “Con eso vamos a comenzar la campaña de vacunación masiva para todos los argentinos”, anticipó.

En esa línea, agregó que, además, en el contrato con Rusia hay un back-up de 5 millones de dosis más que la Argentina puede hacer uso en el caso de que sea necesario. ”Esto, aparte de lo que entregará el laboratorio Astra-Zeneca entre abril y marzo y el convenio Covax de 9 millones de dosis más”, añadió el ministro.

Asimismo, Rossi confirmó que “se está negociando con el laboratorio Pfizer”. Aspiramos llegar a un acuerdo para tener también esa vacuna en la Argentina dentro de las que ya tiene acordadas el Gobierno”.

En enero y febrero, se completará la llegada de 20 millones de vacunas Sputnik V.
En enero y febrero, se completará la llegada de 20 millones de vacunas Sputnik V.

Hicimos un convenio desde el Hospital Militar Central con Pfizer para llevar adelante pruebas de la fase 3 de su vacuna, a lo que dio luz verde el presidente Alberto Fernández, que recibió a las autoridades del laboratorio en Olivos. Fuimos uno de los cinco países en donde se hizo esto”, recordó.

Finalmente, respecto de una denuncia judicial formulada por Elisa Carrió y diputados de Coalición Cívica, en la que acusan al Gobierno por la compra de la vacuna Sputnik V de “atentado contra la salud pública y defraudación al Estado”, Rossi la calificó de “temeraria y desproporcionada con la situación que atraviesa el mundo y la Argentina en particular.

Descalificar por alguna cuestión ideológica o política es claramente temerario y no corresponde a la altura de una dirigente como Carrió, que es referente para una parte de la sociedad argentina”, consideró Rossi.