Desde que ayer arribó al país la vacuna rusa, más de 100 mil bonaerenses se anotaron vía online para recibir la Sputnik V contra el coronavirus.

Las primeras 300 mil dosis comenzarán a aplicarse a partir del lunes próximo, según informaron fuentes oficiales.

La inscripción se realiza a través de la web habilitada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, https://www.gba.gob.ar/vacunate

En el sitio “Buenos Aires Vacunate”, hay que completar los datos personales de cada interesado y el sistema otorgará un turno.

Para la primera etapa de vacunación, se deben cumplir con ciertos requisitos: tener entre 18 y 59 años y acreditar enfermedades preexistentes, ser mayor de 60 años o trabajar en el sistema de salud, ser policía, docente o auxiliar. La web detalla como dolencias preexistentes las enfermedades pulmonar y renal crónicas, las cardiovasculares, diabetes y obesidad.

Para la primera etapa de vacunación, se deben cumplir con ciertos requisitos.

También, se indican los efectos que puede causar la aplicación, como fiebre, dolor de cabeza, hinchazón, picazón y enrojecimiento en el lugar de aplicación, cansancio, pérdida de apetito, escalofríos, sudoración, dolor muscular y molestias articulares.

El plan público, gratuito y optativo de vacunación contará con 313 puntos donde se aplicarán los fármacos, exclusivamente destinados a este fin, en todo el territorio provincial.

Los primeros en recibir la vacuna este lunes en el Hospital San Martín de La Plata serán el gobernador Axel Kicillof, un médico terapista y dos enfermeras. La prioridad, luego, se dará al personal de salud orientado a cuidados intensivos.

La Argentina recibió las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Instituto de Investigación Gamaleya, de un total de 20 millones acordadas con el Fondo de Inversión Rusa, que llegarán en los próximos meses.

Al llegar al aeropuerto internacional de Ezeiza, la carga fue transportada desde la pista hasta un depósito en Avellaneda, en un camión refrigerado a 18 grados bajo cero.

La Provincia de Buenos Aires recibirá el 40% de estas vacunas y las retirará desde ese mismo depósito, mientras que las demás jurisdicciones las recibirán en un punto de almacenamiento acordado previamente con cada una. La seguridad del traslado está a cargo de fuerzas policiales.