Un terremoto sacudió las costas del noreste de Nueva Zelanda en la madrugada del viernes, lo que produjo una alerta de tsunami que luego fue retirada. Hasta el momento no se reportaron daños materiales o víctimas.

Sismo en Nueva ZelandaUSGS/DPA

El sismo, de 7,3 de magnitud en la escala de Ritcher, ocurrió a 180 km al noreste de la ciudad de Gisborne, en la Isla Norte, a las 2:27 hora local, y con una profundidad de 10 km, según informaciones del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

Poco después del temblor, las autoridades emitieron una alerta por tsunami y recomendaron a la población de la zonas costeras evacuar la zona.

Así, pidieron a la población trasladarse a zonas de mayor altitud dada la intensidad del terremoto, que fue calificada de “severa”, según informaciones del diario The New Zealand Herald. Sin embargo, la agencia de gestión de desastres neozelandesa levantó la medida e indicó que los residentes pueden regresar a sus hogares si así lo desean.

“Basándonos en la información científica sobre tsunamis podemos decir que ya no existe una amenaza en estas áreas. La gente que desalojó la zona puede ahora volver a sus casa”, indicó la agencia en su cuenta de Twitter.

Con información de DPA.