Luego de dos primeras jornadas sin mucho éxito para los argentinos, Nadia Podoroska le regaló una alegría a su país cuando ganó en su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La joven venció a Yulia Putinsteva, de Kazajistán, en la primera ronda de tenis femenino y analizó su victoria. “Me gusta jugar para la Argentina”, expresó contenta.

//Mirá también: Juegos Olímpicos: Los Leones le ganaron a Japón

(Pedro Castillo / Archivo)La Voz

La tenista rosarina venció en la primera ronda a la kazaja, luego de que esta decidiera retirarse del partido. El primer set lo había ganado la argentina por 7- 6 (4), mientras que en el segundo había comenzado a dominar su contrincante y Podoroska caía por 3-1.

Sin embargo, el encuentro tuvo un final imprevisto cuando Putinsteva empezó a sufrir calambres en la ingle derecha y terminó abandonando el encuentro, después de haber jugado durante 90 minutos bajo el sol de Nipona.

”Fue un partido duro y con un primer set en el tie-break con mucho calor, donde lo pude hacer bien y en el segundo se sintió mucho más. Una lástima por ella porque las condiciones estaban duras”, dijo Podoroska, reconociendo las aptitudes de su rival.

(Télam)Télam | La Voz

Con respecto a la tarea de representar a su país en los Juegos Olímpicos, la deportista se mostró honrada y emocionada y confesó que pudo tomar confianza para ponerse a la par de los competidores. “Todo el mundo sabe lo que me gusta jugar para Argentina, ella era una rival dura que llegaba de ganar un torneo. Me dio confianza para ganar ritmo y seguir en carrera”, contó la argentina.

Por último, la rosarina reconoció que además de “el calor y la humedad”, los “puntos largos” fueron los protagonistas de su primer jornada compitiendo en Tokio 2020. También confesó haber sentido que su performance del domingo fue de “poco tiempo para competir mañana nuevamente”.