El duque de Edimburgo vivió casi un siglo. Fue el consorte en ejercicio más longevo de la historia de la monarquía británica acompañando a la reina Isabel II durante más de 73 años.

//Mirá también: Murió el príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II

El recuerdo del exilio de su familia de Grecia, la Segunda Guerra Mundial y el hecho de que sus cuatro hermanas mayores se casaron con príncipes alemanes y fervientes nazis, por lo que quedaron enfrentadas a las familias reales durante todo este conflicto.

El príncipe Felipe y sus hermanas.Gentileza: La Vanguardia

La mayor, la princesa Margarita, se casó con el príncipe de Hohenlohe-Langenburg, con el que tuvo 6 hijos. Murió a los 76 años. La princesa Teodora se casó con el príncipe Bertoldo de Baden, lo que le procuró grandes riquezas; tuvo 3 hijos y murió en 1969 a los 63 años.

Las cuatro princesas de Grecia y hermanas mayores de Felipe de Edimburgo.Gentileza: La Vanguardia

La gran desgracia de la familia del príncipe Felipe fue protagonizada por la princesa Cecilia de Grecia y Dinamarca, casada con el gran duque Jorge Donato de Hesse. La pareja tuvo tres hijos y ella Cecilia estaba embarazada de su cuarto heredero.

La princesa Cecilia estuvo casada con el gran duque Georg Donatus, de la dinastía alemana de Hesse.Gentileza: La Vanguardia

Era otoño de 1937, y todos viajaban a Londres para acudir a la boda del hermano del gran duque con Margarita Geddes. Cuando iban a hacer escala en Ostende (Bélgica), la niebla provocó que el avión se estrellara. Murieron todos los pasajeros.

La princesa Sofía se casó con el príncipe Cristóbal de Hesse-Kassel, un ferviente nazi que murió en 1943 en un accidente aéreo. Dejó cuatro hijos más uno en camino. La viuda abandonó el pensamiento nazi al morir su marido y en 1946 se casó con el príncipe Jorge Guillermo de Hannover, con el que tuvo otros 3 hijos.

La princesa Sofía con su segundo esposo el príncipe Jorge de Hannover. Gentileza: La Vanguardia

//Mirá también: Murió Felipe de Edimburgo: un recorrido en fotos por la vida del príncipe

Por qué el Príncipe Felipe cambió su apellido: su sangre alemana

Teniendo en cuenta el sentimiento anti-alemán y que las hermanas del príncipe Felipe tuvieron que estar lejos de la corona británica por su cercanía con Hitler y las ideas nazis, el príncipe Felipe tuvo que tomar medidas con su sangre alemana.

Es que el príncipe Felipe tenía por sus venas, al igual que por las de la reina Isabel, sangre germana, razón por la que tuvo que cambiar su apellido tratando de desligarse de cualquier rastro alemán.

La reina Isabel junto a su esposo el príncipe Felipe de Edimburgo.Foto: AP

De Battenbergal pasó a Mountbatten (traducción al inglés) al igual que lo hizo la familia de la reina en 1917. Ella era de la casa de Sajonia-Coburgo y Gotha y pasó a convertirse en Windsor, un apellido que escogió la familia real para ser más nacionalista.

Felipe de Edimburgo cambió su apellido para alejarse de su sangre germana.

Felipe de Edimburgo habló por primera vez del pasado nazi de su familia en 2006, en una entrevista incluida en el libro “Royals and the Reich”. Algunos creen que quiso justificar la adhesión al régimen nazi de sus hermanas ya que habrían creído en los intentos iniciales de Hitler por recuperar el prestigio y el poder de su país.