El exjugador de rugby francés Christophe Dominici, figura emblemática de finales de los 90 y principios del 2000, apareció muerto este martes en un parque de la ciudad de Saint-Cloud, al oeste de París. Tenía 48 años.

Según testigos, Dominici se subió a la terraza de un edificio abandonado y se arrojó al vacío, a 20 metros de altura y murió instantáneamente.

Durante su carrera, Dominici se desempeñó como wing. Jugó en el Toulon entre 1993 y 1997, y firmó sus mejores años como jugador en el Stade Français, en el que militó entre 1997 y 2008 y con el que levantó cinco campeonatos nacionales.

Con la Selección de Francia disputó 67 encuentros y participó de los mundiales de 1999, 2003 y 2007. Dotado de gran fuerza y talento, su pequeña estatura para el rugby lo convirtió en uno de los jugadores más queridos por el público.

Christophe Dominici en un partido contra Los Pumas.FRANCOIS GUILLOT / AFP (CUSTOM_CREDIT)

Se trataba de una figura muy mediática. Su cara aparecía habitualmente en la televisión francesa, aunque en los últimos meses había desaparecido después de que fracasara un proyecto suyo para encabezar la llegada de inversores emiratíes al club de Bezieres.