Los bloques de diputados nacionales de Consenso Federal, del Socialismo y del Frente Progresista confirmaron este miércoles que rechazarán el proyecto de Movilidad Jubilatoria que establece una nueva fórmula de ajuste de los haberes jubilatorios sancionado por el Senado. Frente a este panorama se complica la situación para el oficialismo en la Cámara baja, ya que está previsto que se trate en menos de dos semanas y el Ejecutivo todavía no tiene los votos para convertir el proyecto en ley.

Tres diputados que responden al exministro de Economía Roberto Lavagna y dos del Socialismo y del Frente Progresista anunciaron su rechazo al proyecto de movilidad jubilatoria argumentando: “No vamos a acompañar la fórmula de movilidad jubilatoria que aprobó el Senado de la Nación porque sigue perjudicando a los jubilados y pensionados”.

Cámara de Diputados

"Ellos no pueden seguir siendo la variable de ajuste de los errores en que incurren los sucesivos gobiernos”, añadieron.

En la nota firmada por los diputados de Consenso Federal, Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro “Topo” Rodríguez; del Socialismo, Enrique Estévez, y del Progresismo, Luis Contigiani expresaron que “Mauricio Macri y Cambiemos los perjudicaron seriamente al cambiarles el sistema, con una fórmula de movilidad jubilatoria sólo defendible en una economía que fracasa: se estanca o decrece con alta inflación”.

Jubilados (Foto: archivo)

Siguiendo esta línea, puntualizaron que ”ahora, la propuesta del Frente de Todos y de Alberto Fernández no resuelve el problema del achatamiento y de la pérdida de poder adquisitivo”, sostuvieron.

”La eliminación de la variable de inflación (IPC) de la fórmula quita la garantía a los jubilados de preservar el poder adquisitivo de sus haberes”, expresaron en el comunicado y añadieron que “esta variable es la más utilizada en el mundo para preservar el valor de los haberes, especialmente en los momentos donde la economía está en recesión, y en un país como el nuestro con altas tasas de inflación”.