Este martes, los Milwaukee Bucks se impusieron por 105-98 a los Phoenix Suns y lograron su primer título de la NBA, tras 50 años de sequía. No hizo falta concluir la serie de siete partidos en las finales, ya que Milwaukee consiguió cerrarla en 4-2, y se convirtió en el quinto equipo en hacerse con la corona después de perder los primeros dos encuentros.

//Mirá también: NBA Playoffs: los Bucks apretaron la serie contra los Nets y Utah dio otro golpe contra los Clippers

Este es el segundo título en la historia de los Bucks, el primero lo ganaron en 1971 y obtuvieron el mejor récord como locales este año en los playoffs con balance de 10-1 para poner fin a la ausencia de títulos de 50 años. Los Suns, a su vez, buscaban la primera corona en sus 53 años de historia.

Los Milwaukee Bucks ganaron cómodamente el primer parcial 29-16 pero los Suns tuvieron una excelente reacción en el segundo al llevárselo por 31-13 e irse al descanso intermedio arriba 47-42.

65.000 personas esperando por el título. (AP)AP | La Voz

Giannis Antetokounmpo, quien fue elegido MVP (Jugador Más Valioso) de la final, anotó 10 puntos en el primer cuarto, mientras que los Suns lograron su menor cantidad de puntos en ese primer período de los playoffs.

Los titulares de los Phoenix dispararon un combinado de 5 de 20 tiros de campo y cometieron cinco pérdidas de pelotas con destino a canastas y también fueron superados en rebotes 19-8 en ese tramo.

Antetokounmpo anotó después 12 de sus 20 puntos en el tercer cuarto en una racha de 16-8 de los Bucks que le dio a Milwaukee una ventaja de 58-55 solo 4:34 en la segunda mitad. Fue el primero con un cuarto de 20 puntos en la final desde que Michael Jordan lo hiciera. Después, a mitad del último cuarto, anotó ocho para los Bucks en una ofensiva 10-6 de Milwaukee para tomar una ventaja de 94-88.

Partido soñado

El delantero griego de 26 años igualó a Michael Jordan y Hakeem Olajuwon como los únicos jugadores que se llevaron los premios MVP de las Finales de la NBA y Jugador Defensivo del Año de la NBA en la misma temporada. El griego terminó el partido con 50 puntos y 13 rebotes.

“Él es un ser humano especial. He aprendido mucho de él. Es un líder especial”, opinó sobre el jugador el entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer. “Estos jugadores son campeones todos los días. Han aceptado mejorar cada día”.

Khris Middleton, Jrue Holiday y el cubano-estadounidense Brook López escoltaron a Antetokounmpo con 17 puntos, 12 tantos y 11 rebotes y 10 cartones con ocho capturas, respectivamente.

En los Suns, se destacaron el armador Chris Paul con 26 puntos y cinco asistencias, Devin Booker con 16 tantos y Jae Crowder con 15 unidades y 13 balones recuperados en la lucha rebotera.

Luego del partido, Paul dijo que tiene la intención de canalizar el dolor en un trabajo más duro para la próxima temporada y una oportunidad de regresar a la final. “Para mí solo significa volver al trabajo. Nada más”, señaló. “No hay victorias morales ni nada por el estilo. Vimos lo que se necesita para llegar hasta aquí y, con suerte, veamos lo que se necesita para superar la derrota”, agregó.

El partido también fue seguido en una zona de fiesta ampliada del “Deer District”, fuera del estadio de 20.000 asientos con entradas agotadas, que recibió a 65.000 personas que lo vieron en pantallas gigantes de video.

El héroe de la noche

Quiero agradecer a Milwaukee por creer en mí. Quiero agradecer a mis compañeros por jugar duro conmigo”, dijo Antetokounmpo. Y agregó: “Estoy agradecido de haber podido hacerlo”.

En conferencia de prensa, el griego habló sobre el recorrido que debió hacer para llegar a la noche de este martes, en la que se coronó campeón y jugador destacado. “Empecé a jugar a baloncesto para ayudar a mi familia. Intenté ayudarles a salir de los problemas y los desafíos que afrontábamos cuando éramos niños. Pero nunca pensé que estaría aquí con el trofeo de la NBA y el premio del MVP de las Finales. Ha sido un largo viaje”, subrayó.

Giannis Antetokounmpo "la rompió" con 50 puntos y lideró a los Bucks al título en la NBA. (AP)AP | La Voz

“Sé que soy un modelo a seguir. Esto debería hacer que cada persona, cada niño, cualquiera en todo el mundo, crea en sus sueños. No dejes que nadie te diga lo que puedes hacer o no. La gente me decía que no podía meter los tiros libres. Hoy metí los tiros libres y ahora soy un maldito campeón”, dijo entre risas.

//Mirá también: Estados Unidos presentó un equipo de básquet lleno de figuras para los Juegos Olímpicos

Antetokounmpo se quebró al dedicar el triunfo a su pareja Mariah, su madre, sus hermanos y su fallecido padre. ”Para que esté en esta posición, mis padres sacrificaron muchas cosas”, mencionó emocionado. ”Lo vi cada día. Mi madre trabajó durísimo para que yo estuviera en esta posición y nunca me presionó para hacer otras cosas. Y esto es para mi padre: él está observando desde el cielo y puede verlo”, expresó.

El griego ensalzó a sus compañeros, con una mención especial para el fundamental Khris Middleton, y se rindió a la labor técnica de su entrenador, Mike Budenholzer. ”Bud creyó en mí. Me dijo que para que pudiera ganar, para que pudiera ser grande, tenía que confiar en mi equipo. Tenía que hacer el pase correcto, no podía ser tozudo: tenía que confiar en este proceso”, indicó.