A casi dos semanas de las PASO, el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, elevó el nivel de confrontación con el macrismo, apuntó directamente al precandidato Diego Santilli y volvió a definir a la deuda externa como el eje que marcó a fuego la gestión anterior.

//Mirá también: Cierre de campaña violento en Corrientes: balearon al diputado Miguel Arias

“Tenemos un desafío enorme por delante. Escuchamos a (Mauricio) Macri decir que Alberto (Fernández) había endeudado más a la Argentina que él, y no se le movía un músculo de la cara. Le reconozco profesionalismo a la hora de mentir”, ironizó Kirchner al encabezar un acto de campaña en el partido bonaerense de Escobar.

El hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner apuntaló durante el evento a los candidatos de la Primera Sección Electoral, junto a los precandidatos a diputados nacionales Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán; la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García; y el intendente local, Ariel Sujarchuk.

El acto se desarrolló en el Predio Las Clavelinas, ubicado en Colectora Oeste km 43,5, y también participaron los secretarios generales de la UOM, Antonio Caló, y de SMATA Escobar, Mario Valor. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, también estaba convocado, pero se demoró y no pudo llegar a tiempo.

Kirchner recordó durante su discurso el proceso de desendeudamiento llevado adelante por Néstor y Cristina y criticó que Macri, siendo ingeniero, haya dicho que “se había endeudado menos”. También recordó aquel video donde se veía al entonces presidente advertirle a sus funcionarios sobre los riesgos de tomar más deuda.

“La misma persona que admitía el descalabro que había cometido ahora dice que Argentina no se endeudó”, señaló el diputado, y agregó que “esa deuda pesa sobre todos los argentinos” porque “cada dólar que sale de nuestro país para pagar son cientos de pesos menos en inversión para escuelas, para asfalto, para veredas, para los empresarios pyme”.

Además, volvió a mostrar portadas del diario Clarín, y eligió una cuyo título era “Lagarde admitió que el FMI ‘subestimó’ la situación complicada de la Argentina”. “Esa tecnocracia que gana fortunas en miles de dólares lejos de nuestro país, ¿puede explicar por qué le prestó a la Argentina 44 mil millones de dólares y pensó que iba a salir bien?”, se preguntó.

Kirchner lamentó que “ahora resulta que argentinos que, sin comerla ni beberla, se tienen que salir a hacer cargo”, y advirtió que los “talibanes económico-neoliberales que someten a los pueblos deben entender que la democracia argentina debe ser cuidada”.

Máximo volvió a mostrar portadas del diario Clarín.Foto: Twitter

Contra Santilli

En esa línea, el legislador indicó que el FMI envió giros a diferentes países para afrontar las consecuencias de la pandemia, y que Argentina recibió tan solo “4.300 millones de dólares, el 10% de lo que le dieron a Macri sin pandemia”.

Entonces, recordó que la Ciudad de Buenos Aires, gobernada por el Pro, “redujo entre 2016 y 2019 la deuda que tenía en dólares y la pasó a pesos”, y mientras tanto a otras provincias, como Buenos Aires, “les subieron el endeudamiento en dólares”. Todo eso, dijo, “promocionado por los medios porteños”.

Por ese motivo, alertó que Santilli es “el nuevo caballo de Troya porteño de la provincia” después de María Eugenia Vidal, que tras ser gobernadora bonaerense ahora es candidata por la Capital Federal. Para Kirchner, el primer precandidato de la lista de Juntos “no viene a hacer nada por los bonaerenses; solo viene a asegurarse el destino de la Ciudad de Buenos Aires”.

El balazo en Corrientes

El líder del bloque de diputados del Frente de Todos vinculó el balazo que sufrió el diputado provincial Miguel Arias con el “odio” generado desde medios de comunicación, y comparó el hecho con ataques sufridos en unidades básicas del kirchnerismo mientras gobernaba Cambiemos.

//Mirá también: Ataque a diputado del PJ: habló la candidata a intendenta de Tapebicuá

“Tenemos que entender que ese odio de los medios de comunicación es el caldo de cultivo de gente que después va y actúa de esa manera”, enfatizó, y agregó: “A esa Argentina no hay que ir. Ante el odio que derraman, ante la frustración por la derrota de 2019, no respondamos nunca ese tipo de provocaciones sino con más trabajo, ganas, voluntad, dignidad, amor y deseo por el futuro”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.