“Frente a la incertidumbre que generan los mensajes contradictorios del Gobierno y la indignación social por los vacunados vip, hacemos saber que nuestro bloque, con sus 54 integrantes, está dispuesto a legislar en la materia para adquirir las vacunas del laboratorio Pfizer que tantos resultados positivos está dando en otros 78 países”, expresaron en un comunicado los diputados del Pro.

Los legisladores sostienen que la vacunación masiva fracasó y que la falta de acuerdos y con diversos laboratorios surge de una falta de “previsión e idoneidad en la gestión”. “Es momento de actuar sin demoras en la compra de vacunas y sin politizar la escasa inoculación aplicada hasta el momento”, subrayaron.

Aunque desde un principio el trabajo conjunto con Pfizer ponía a nuestro país en un lugar privilegiado para la distribución de su vacuna. El problema surgió a partir de que el Gobierno no accedió al pedido de la norteamericana de quitar el párrafo de la ley que contemplaba que “los laboratorios puedan tener indemnidad excepto en casos de negligencia de las empresas”.

Ahora, en la oposición ven con buenos ojos corregir ese artículo “para retomar el diálogo” con Pfizer, teniendo en cuenta la imperiosa necesidad de que la población sea inoculada.

Por otra parte, se subrayaron que “siempre tuvieron la voluntad de colaborar con el poder Ejecutivo”. “Deseamos alcanzar las soluciones que la sociedad les demanda al gobierno y al Estado por ser los responsables directos en garantizar el derecho humano a la salud”, manifestaron.