El Gobierno nacional formalizó este viernes la creación de la Unidad de Gestión Presidencial, con rango de ministro, y designó al frente a la periodista y exdiputada nacional Gabriela Cerruti, quien oficiará de “portavoz de la Presidencia”.

La decisión fue adoptada por el presidente Alberto Fernández -quien ya había adelantado la designación anoche a través de su cuenta en Twitter- por medio del decreto 710, publicado en el Boletín Oficial de este viernes.

El tuit de Alberto Fernández

“Hoy designé a @gabicerrua cargo de la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial. A partir de hoy, será ella la Portavoz de la Presidencia. Una nueva figura que he tomado de algunas democracias europeas”, informó anoche Fernández.

Qué funciones tendrá Gabriela Cerruti a su cargo

Las funciones de la Unidad de Gestión Presidencial serán las de “actuar en calidad de portavoz de la Presidencia de la Nación, comunicando las medidas de gobierno”, indica el decreto.

La norma indica que Cerruti entenderá en el “diseño y la articulación de la estrategia de comunicación presidencial y en la difusión de los objetivos de gestión del Poder Ejecutivo Nacional”.

Gabriela Cerruti. (Foto: Rolando Andrade Stracuzzi)

También deberá “asistir a la Presidencia de la Nación en la tarea de brindar la información pertinente referida a las diversas actividades desarrolladas en la gestión de Gobierno” y “articular con la Secretaría de Comunicación y Prensa la planificación, ejecución y supervisión de la política de prensa y comunicación presidencial”.

Asimismo, otra misión será la de “articular con la Secretaría de Comunicación y Prensa la información que se brinda sobre la gestión de gobierno a los medios de comunicación, nacionales, provinciales, locales e internacionales”.

“Créase, con dependencia directa de la Presidencia de la Nación, la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial como cargo extraescalafonario con rango y jerarquía de Ministro o Ministra”, precisa el decreto 710, que además designa a Cerruti al frente.

En los considerando de la norma, se indica que “por razones de optimización de la gestión de gobierno resulta necesario modificar los objetivos de la Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación y de la Subsecretaría de Comunicación y Prensa que le depende”.

Con información de Télam.