La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió un barbijo descartable y ordenó retirarlo del mercado porque no pudo garantizar su “calidad, seguridad y eficacia”.

//Mirá también: Sostienen que el uso de doble barbijo es efectivo contra el Covid-19

Así consta en la Disposición 5801/2021 publicada este jueves en el Boletín Oficial, con la firma de Manuel Limeres, administrador nacional del organismo perteneciente a la Administración Pública Nacional de la República Argentina.

“Prohíbese el uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional del producto médico falsificado: ‘INDUMENTARIA DESCARTABLE – BARBIJO DE USO ÚNICO. Contiene: Barbijo descartable tableado triple recto con elástico 1 PACK x 50 UNIDADES. Lote: 180820BA Vto.: 18/08/25, Director Técnico: Farm. Roberto Carluccio - M.N. 12.728, HLB PHARMA GROUP S.A. AUTORIZADO POR ANMAT PM LEGAJO 1637-4’”, establece dice la disposición.

Como consecuencia, se ordenó a la firma HLB PHARMA GROUP S.A. que retire el producto del mercado y que presente ante la Dirección de Evaluación y Gestión de Monitoreo de Productos para la Salud la documentación respaldatoria de dicha diligencia.

//Mirá también: Si una persona se vacuna contra el coronavirus, ¿puede dejar de usar barbijo?

Las investigaciones en torno a este producto se iniciaron a partir de una consulta de una farmacéutica del Hospital Raúl Larcade, de San Miguel, con respecto de la “legitimidad de barbijos adquiridos por la institución, marca HLB PHARMA, cuyo rótulo detallaba la codificación de lote y vencimiento en manuscrito”.

Ante esta situación se solicitó información a HLB PHARMA GROUP S.A. a fin de determinar si los barbijos en cuestión se correspondía con un producto elaborado por la firma.

Desde esa empresa respondieron que el producto no era elaborado por HLB PHARMA GROUP “aunque el mismo posee la misma forma de codificado y es muy similar a uno que fue elaborado en nuestra planta”.

“En consecuencia, desde el punto de vista sanitario, se trata de un producto falsificado, y que se desconoce su efectivo origen y composición, no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia, situación que resulta en un riesgo para la salud de la población”, consta en los fundamentos.