Ivana Nadal no se cansa de hacer estallar las redes con sus fotos en bikini al sol radiante y pelos al viento. Esta vez, la morocha goza de las playas de Pinamar y como era de esperarse, compartió a sus seguidores cada momento de sus relajantes vacaciones y la llenaron de elogios.

Ivana Nadal de vacaciones en PinamarInstagram/@ivinadal

“Conectadisima” escribió Ivana junto a la secuencia de fotos en bikini al rayo del sol. “Hermosisima”, “Pasá tus tips”, “No entiendo como haces” o “¡Que ganas de estar así!” fueron algunos de los comentarios que recibió, repletos de signos de exclamación y emojis. En otra de las fotos que publicó, escribió otra frase haciendo referencia a sus días de relajación: “Agradeciendo, recibiendo la energía del Sol, conectando con la realidad”.

Ivana Nadal, relajada en PinamarInstagram/@ivinadal

Por supuesto, lejos de separarse en alguna ocasión, la conductora se encuentra junto a su pareja Bruno Siri. Recordemos que hace poco la pareja fue protagonista de rumores de casamiento debido a uno de los últimos posteos de Ivana, donde en una foto de sus vacaciones en Chaco (provincia natal del rugbier) puso dos emojis de casamiento.

“Ese amor que no se puede explicar porque simplemente ES. Gracias por enseñarme y aprender todos los días. Sos mi complemento más perfecto. Te amo”, expresó la morocha en uno de sus últimos posteos junto a su pareja. Hasta aquí nada que hablar. Ahora, en el siguiente posteo, añadió otra foto y junto a ella solamente puso dos emojis: los íconos de marido y mujer. Los seguidores estallaron y el bombardeo de preguntas no tardó en llegar.

Ivana Nadal junto a su pareja Hernán Rey (Foto: Instagram/ @ivinadal)

Recordemos también que hace poco, la modelo le respondió a los haters que la han criticado por algunas declaraciones acerca del amor propio, al contar que se le había ido un orzuelo solo por el hecho de “haberle dado amor”.

“Hay una cosa que están haciendo mal y es la base de todo. Poner la energía en cómo yo estoy hablando de esto o viviendo esto, y no en ustedes, en cambiar lo que vienen haciendo y los tiene tan incómodos”. “Yo no miro al otro, no presto atención a qué está haciendo el de al lado. Toda la energía la pongo en mi. Y cuando me voy de eso, porque a veces amar a una persona por ejemplo te hace querer ayudarla a que esté mejor, y eso te baja tu vibración. Y ahí vuelvo a trabajar en mí. Vuelvo a darme amor propio para estar en mi centro, para estar plena y realmente amar a esa persona. Es muy personal”, sentenció la joven en sus historias de Instagram.