Israel analiza producir y distribuir en Argentina la tercera fase de la vacuna que desarrollan profesionales del Hospital Hadassah junto al Instituto Israelí para la Investigación Biológica.

Así lo informó Sergio Urribarri, embajador argentino en ese país, después de reunirse con autoridades del Hospital y del Instituto. “El vínculo entre Argentina y el Hadassah fue una de las primeras tareas a las que me dediqué cuando llegué a Israel. Por iniciativa de nuestra embajada, se realizaron varias acciones en conjunto, entre ellas el intercambio entre profesionales del Hadassah y de nuestro Hospital Garrahan, que está en pleno desarrollo”, dijo.

Israel ya vacuna a los jóvenes.Gentileza

“Desde entonces se forjó un vínculo con este nosocomio, que está entre los más importantes de Israel y del mundo, que ahora convoca a nuestro país para ser un actor central en el desarrollo de esta vacuna”, añadió Urribarri.

Según informó el Palacio San Martín, por instrucciones del canciller Felipe Solá, el embajador argentino se reunió con Zeev Rothstein, director general del Hospital Hadassah, y con Eran Zahavi, director del Instituto Israelí para la Investigación Biológica, organismo que depende del Ministerio de Defensa israelí y lleva adelante el desarrollo y los ensayos clínicos de la vacuna en varios hospitales liderados por Hadassah.

“Se estima que en dos meses terminará la fase 2”, dice el parte oficial.

Hecha en Argentina

Urribarri explicó que “el ofrecimiento que nos hacen, que ya le transmití a nuestro presidente, Alberto Fernández y a nuestro canciller, es por un lado la posibilidad de realizar la fase 3 en Argentina, para lo que se requerirían entre 24.000 y 30.000 voluntarios”.

“También tienen interés en montar una línea de producción en Argentina, que sería la primera del mundo, para lo cual sería necesario encontrar una farmacéutica argentina que actúe como socia local”, detalló Urribarri.

Asimismo, añadió que “tanto el director del Hospital Hadassah como el director del Instituto Israelí para la Investigación Biológica, que desarrollan la vacuna, nos manifestaron que consideran que el nivel médico y de infraestructura farmacéutica en nuestro país es excelente y permite que se desarrolle la producción en la Argentina”.

Según se acordó en el encuentro, el Hospital Hadassah será la institución encargada de organizar y coordinar las tareas por delante, en coordinación con el Instituto Israelí para la Investigación Biológica.

El próximo paso será que ambas partes trabajen sobre el análisis de las reglamentaciones argentinas para seguir analizando la posibilidad de aprobar esta operación.

Con información de Télam.