Un hecho inédito tuvo lugar en Reino Unido y podría tener repercusión en el mundo. Uber concederá a sus conductores en el país el estatuto de empleados, con un salario mínimo y vacaciones pagadas, una primicia mundial para la empresa estadounidense y un giro de 180º en el modelo de las plataformas digitales.

El gigante estadounidense de las reservas de automóviles con conductor anunció el martes en un comunicado que sus más de 70.000 conductores en el país recibirán estos beneficios a partir del miércoles, a raíz de una decisión judicial.

Se trata de un cambio profundo para Uber, cuyos conductores eran hasta ahora autónomos.

La plataforma actuó rápidamente tras lanzar una amplia consulta a sus conductores y apenas un mes después de una estrepitosa derrota ante la Corte Suprema británica.

Se trata de un cambio profundo para Uber, cuyos conductores eran hasta ahora autónomos.

Esta dictaminó el 19 de febrero que los conductores pueden ser considerados “trabajadores” y, por tanto, recibir los beneficios sociales correspondientes.

El tribunal falló a favor de un grupo de unos 20 conductores que reivindicaban este estatuto dado el tiempo que pasan conectados a la aplicación y el control que ejerce la empresa sobre ellos por ejemplo mediante las evaluaciones.

La ley británica distingue el estatuto de “trabajadores”, que pueden recibir salario mínimo y otras prestaciones, del de “empleados” en sentido estricto, que tiene un contrato de trabajo en debida forma.

A partir de ahora, los conductores de Uber en el Reino Unido cobrarán al menos el salario mínimo, tendrán derecho a vacaciones pagadas y podrán cotizar a un plan de pensiones al que contribuirá la empresa.

El salario mínimo es de 8,72 libras (12,12 dólares) por hora en el Reino Unido y está previsto que suba a 8,91 libras en abril. Un conductor de Uber gana más que eso de media, 17 libras en Londres y 14 en el resto del país.

La aplicación nucleará a los conductores de manera similar a Uber (web).

La empresa afirma que todos sus conductores quieren poder beneficiarse de estas ventajas, manteniendo la flexibilidad de sus condiciones de trabajo.

Estas prestaciones se suman a las ya existentes, como el acceso gratuito al seguro médico y la indemnización por permiso parental.

“Es un día importante para los conductores del Reino Unido”, asegura Jamie Heywood, jefe de Uber para el norte y el este de Europa.

“Uber es solo una parte del sector de las reservas de coches y esperamos que otros operadores se unan a nosotros para mejorar las condiciones laborales de estos trabajadores que son esenciales para nuestra vida cotidiana”, agregó.