El Concejo Municipal de Rosario se convirtió este jueves en el telón de fondo de una situación violenta en medio de una manifestación. Un taxista se desnudó durante una protesta contra Uber, según denunció una periodista que necesitaba retirar su vehículo del lugar para seguir trabajando.

Nos ponemos en pelotas ¿Cuál es el problema”, respondió el chofer a metros del Monumento Nacional a la Bandera mientras Georgina Belluati lo filmaba. La cronista había pedido que corrieran los autos para sacar su móvil, pero uno de los conductores decidió contestarle enojado y la insultó.

La reacción del hombre que se sacó la ropa por unos segundos sobre calle 1° de Mayo se viralizó de inmediato. Representantes del Palacio Vasallo repudiaron la acción del taxista y se pusieron a disposición de la periodista de LT8, quien agradeció la solidaridad de otros taxistas que también estaban allí y criticaron lo que hizo su compañero.

La protesta que comenzó pasadas las 11 de la mañana fue convocada para reclamar que Uber y otras aplicaciones de ese tipo dejen de funcionar de manera ilegal en Rosario. Este miércoles, la Justicia rechazó un pedido para suspender o dar de baja la aplicación y ratificó que la Municipalidad tiene la facultad de intervenir si se viola la normativa en torno al servicio público de taxis y remises.